Banner
Seleccione su provincia
Inicio Certificado Energético

Rátio energético

La Certificación Energética de los edificios existentes es el proceso por el cual se determina la eficiencia energética deunavivienda, edificio o local, mediante la redacción del correspondiente Certificado Energético redactado por un técnico con la titulación habilitante de Arquitecto Técnico, Arquitecto, Ingeniero de Edificación, Ingeniero Técnico Industrial e Ingeniero Industrial (ninguna otra titulación es actualmente válida para la redacción del mencionado certificado de eficiencia energética).
La Certificación Energética es una exigencia derivada de la Directiva 2010/31/UE por la cual se califican energéticamente los edificios nuevos y existentes. Esta Directiva acaba de transponerse al ordenamiento jurídico español a través del Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.
El Ministerio de Industria, Energía y Turismo, ha puesto a disposición de los técnicos certificadores dos procedimientos simplificados de Certificación Energética de Edificios existentes, que se realizan indistintamente a través de las aplicaciones informáticas CE3X y CE3.
El propietario de la vivienda, edificio o local es el sujeto que tiene la obligación de disponer de la correspondiente Certificación de Eficiencia Energética de su inmueble, lo cual será obligatorio tanto en el proceso de venta como en el de arrendamiento. Será un documento indispensable que deberá incorporarse en la oferta publicitaria como una información más a facilitar al comprador o inquilino.
El Real Decreto 235/2013, establece que cualquier actividad comercial de venta o alquiler de la vivienda, edificio o local, deberá acompañarse de la correspondiente etiqueta energética, emitida por las respectivas Comunidades Autónomas.
Cada Comunidad Autónoma tendrá su organismo competente encargado de desarrollar el procedimiento de certificación energética, así como del registro de las certificaciones en su ámbito territorial, el control externo y la inspección, todo lo cual es un proceso lento que se irá completando progresivamente.

 

El propietario del edificio completo, vivienda o local destinado a uso independiente será el responsable de encargar y conservar el certificado de eficiencia energética. El vendedor/arrendador deberá mostrar la etiqueta energética durante la promoción de venta/alquiler del inmueble. En caso de venta, el vendedor deberá entregar al comprador un original del certificado (que lo más probable es que se protocolizará junto a escritura). En caso de alquiler, deberá adjuntar una fotocopia al contrato de arrendamiento.

 

Dudas frecuentes

(envía tus comentarios)

 

La certificación de eficiencia energética de un edificio es el procedimiento técnico a través del cual se verifica la calificación energética obtenida por un inmueble existente (vivienda o local comercial) y que conduce a la expedición del certificado de eficiencia energética.

 

Mediante la certificación energética se puede saber el comportamiento energético de un inmueble y cómo mejorarlo para que sea más eficiente energéticamente. Será un elemento de diferenciación a la hora de la venta o alquiler entre inmuebles, de forma que a mejor etiqueta energética mejor para su propietario, ya que el bien tendrá mayor valor económico y más fácil será su alquiler o venta.
Favorecerá la promoción o rehabilitación de edificios de alta eficiencia energética y las inversiones en ahorro de energía, a la vez de ofrecerá información al consumidor de las características energéticas del inmueble objeto de compra o arrendamiento. El objetivo es fomentar la demanda de viviendas o inmuebles eficientes desde el punto de vista del consumo de energía, motivando las reformas y las adecuaciones energéticas de las viviendas con el objetivo de hacerlas más eficientes y más atractivas para los potenciales compradores o arrendatarios.
El mercado inmobiliario irá progresivamente comprendiendo que aquellas viviendas con mejores certificados energéticos consumirán menos energía, por lo que tendrán un menor gasto energético (gas, gasoil, electricidad, etc), lo cual redundará en una menor emisión de gases contaminantes

 

El Real Decreto que lo regula ya ha sido aprobado y es obligatorio disponer de él desde el 01 de Junio de 2.013.

 
Más artículos...